Pro-Ambi

jueves, 15 de febrero de 2018

Sostenibilidad alimentaria

La agricultura se adapta al clima y sus cambios 


Podría haber tardado años, pero la agricultura tiene una presencia firme en la agenda global sobre cambio climático. 
Lo próximo es lograr materializar asì mismo el cambio sobre el terreno . De esta forma se logrará una rápida expanciòn de la agricultura sostenible adaptada al clima en regiones que se creía imposible. En África y Asìa ya se a visto los resultados en territorios sostenibles adaptados al clima y han podido reducir las emisiones de operaciones agropecuarias , con los agricultores adaptándose  a climas extremos, aumentando la producciòn agrìcola y pecuaria.


 Los resultados ya se ven como los agricultores no solamente se han adaptado al cambio climático sino que también  está el progreso a pesar de èl .
En Colombia están participando científicos en ensayos para producir mejores variedades de frijol que sean màs resistentes al estrès hidrico. Se monitorea el clima, mediante una red local de estaciones climàticas, que les ayuda a decisiones sobre què y cuando sembrar. 
Están produciendo sus propios fertilizantes orgánicos con residuos de los cultivos protegiendo el medio ambiente en reducciòn de diez veces las emisiones de gases de efecto invernadero .

Fuente:  Ciat  
Gracias por tu amable visita a nuestra página 
https://www.pro-ambi.com/



viernes, 2 de febrero de 2018

Tierras degradadas

Restauración de tierras degradadas


 El CIAT, a desarrollado una amplia gama de prácticas que incluyen los sistemas agropastoriles y agroforestales , efectivas para revertir la degradacòn de las tierras. 
Científicos del centro identifican nuevos incentivos para una mayor adopciòn de esta práctica, con base de diferentes disciplinas científicas con diversos sectores de la sociedad. Los investigadores ademàs tienen nuevas herramientas de modelación y enfoques participativos para brindar una buena base de inversiones en el manejo sostenible de las tierras, a fin de restaurar servicios ambientales , intensificar la producciòn de cultivos de manera sostenible y generar beneficios ecònomicos y sociales tangibles- especialmente para los grupos marginados y mujeres.

Fuente :   f.kizito@cgiar.org. - CIAT 
Gracias por tu amable visita 

jueves, 18 de enero de 2018

INVESTIGACIÓN AGRICOLA SOBRE LA YUCA

Bienvenidos a 2018 con nuestras nuevas publicaciones 

INVESTIGACIÓN AGRICOLA   SOBRE LA YUCA 


En America latina , los propietarios de fincas grandes están figurando como los que han adoptado variedades de yuca .
Mientras que en el sureste asiático los que adoptaron estas variedades tiendes a ser agricultores , que usan mayor variedad y aplican fertilizantes .  

En colombia , los dueños de sus parcelas son agricultores que no tienden a mejorar su su variedad de yuca . 
En Vietnam, los agricultores en sus grandes parcelas cultivan la yuca y familias numerosas muestran la misma tendencia .



El uso de la huella genética de ADN es un método novedoso que identifica la variedad de yuca a los agricultores en sus parcelas . 

Fuente investigación Ciat   
http://ciat-library.ciat.cgiar.org/Articulos_Ciat/Digital/SB211.C3_P769C.1_Proyectos_integrados_de_yuca.pdf
 

martes, 5 de diciembre de 2017

" 2017 ENCUENTRO CON LA NATURALEZA"


Estudio: agricultores podrían incrementar su producción y contribuir a reducir hasta una gigatonelada métrica de emisiones de carbono





Nuevo estudio internacional demuestra cómo la remoción de carbono de la atmósfera a través de su captura por los suelos agrícolas podría resultar en una reducción anual de emisiones equivalente a sacar de circulación entre 20 y 40 por ciento de los autos en el mundo.

Un nuevo estudio presentado en la Cumbre del Clima de Bonn, COP23 — producido por un grupo internacional de científicos encabezados por la Academia China de Ciencias, The Nature Conservancy (TNC) y el Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), y publicado en Scientific Reports— ha revelado cómo la producción agrícola podría contribuir de manera significativa en el combate al cambio climático, asunto de suma relevancia que continuará en discusiones hacia la COP24.

 Científicos ya han establecido que la producción agrícola agota el carbono de los suelos a consecuencia del exceso de labranza (cavar o remover el suelo) y de fertilizantes químicos, los cuales se estima provocan entre 50 y 70 por ciento de la pérdida de las reservas de carbono en los suelos agrícolas a nivel mundial (Lal, 2004). Tomando en cuenta que los suelos agrícolas son capaces de secuestrar dióxido de carbono de la atmósfera cuando los agricultores utilizan prácticas sustentables —como uso mayor de estiércol, cosechas superficiales, cobertura vegetal, labranza de conservación, manejo de fertilización, así como soluciones climáticas naturales, como la agroforestería— el grupo internacional de científicos buscó establecer en qué regiones del mundo podría obtenerse la mayor captación de carbono a través de estas actividades.




 Utilizando un pequeño incremento de carbono en los suelos —expertos consideran que es asequible en casi todos los suelos cultivables— los científicos encontraron que un mejor manejo de los suelos para la agricultura podría contribuir a una reducción de emisiones anual de entre 0.9 y 1.85 mil millones de toneladas por año, equivalente casi al total de las emisiones de Brasil y Argentina, o la remoción de entre 215 y 400 millones de autos de circulación.

 Justin Adams, director ejecutivo global de Tierras de TNC, dijo que “las soluciones climáticas naturales son esenciales para enfrentar el cambio climático e invertir en nuestros suelos es una estrategia con enorme potencial no aprovechado —potencial que podríamos usar si comenzamos a pensar holísticamente sobre el tipo de acciones y políticas necesarias de arriba hacia abajo y del suelo hacia arriba. 

Si queremos satisfacer la creciente demanda de alimento, manteniendo la salud global y la biodiversidad, y abatir el cambio climático, entonces los suelos son nuestro aliado menos valorado”. El estudio encontró que la mayoría del carbono del suelo se encuentra almacenado en el hemisferio norte, siendo los países de Norteamérica, del norte de Europa y Rusia los que cuentan con mayores reservas de carbono orgánico en sus tierras cultivables.
 En contraste, grandes extensiones de tierras cultivables en la India, el Sahel en África, el norte de China y Australia, son bajas en carbono.

Aunque la capacidad de aumentar el carbono en los suelos depende en gran medida de su tipología y el medio ambiente, los principales países productores agrícolas mostraron un potencial significativo de captación de carbono. “La producción agrícola en América Latina es fundamental para su economía. De hecho, la región es considerada como la canasta alimentaria del planeta, ya que la mayor parte de su producción se exporta a países fuera de la región”, dijo Ginya Truitt Nakata, directora de Tierras para América Latina de TNC. 

“Entonces tenemos frente a nosotros un enorme potencial en términos de una contribución significativa a la mitigación global de los efectos del cambio climático a través de la captación de carbono, ya que la mayor parte de sus países son importantes productores agrícolas con grandes extensiones de tierras cultivables”.

 Adicionalmente, 7 países latinoamericanos se encuentran entre los 40 países con mayor presencia de carbono en sus tierras de cultivo:

 Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Argentina y Guatemala. 

Los científicos también destacaron otros importantes beneficios del manejo sustentable de los suelos, incluyendo mayores cosechas por una mejor fertilidad de los suelos y mejor capacidad de retención de agua, los cuales también ayudan a que los agricultores se adapten mejor al cambio climático.

 En este sentido, se estima que la degradación de los suelos en América Latina alcanza alrededor de 70 por ciento, según la ONU, lo que implica que mejorar prácticas agrícolas puede ser un incentivo de política pública para maximizar los beneficios adicionales que aportan los suelos sanos.

 “Los suelos son la base de toda la producción de alimentos. Suelos más saludables almacenan más carbono y producen más alimentos. Invertir en un mejor manejo de suelos logrará que nuestros sistemas agrícolas sean más productivos y resilientes a futuros impactos y estreses”, aseguró Lou Verchot, director del Área de Investigación en Suelos y Paisajes para la Sostenibilidad (SoiLS), del CIAT. 

                       

 Países con mayor potencial de captación de carbono por producción agrícola comparado con autos fuera de circulación (escenario alto):


 País Capacidad de Captación de Carbono del Suelo (millones de toneladas / año) Equivalencia en autos fuera de circulación:


 Estados Unidos 256 55 millones
 India 213 46 millones
 China 134 29 millones 
 Rusia 129 28 millones
 Australia 74 16 millones
 Brasil 74 16 millones
 Canadá 55 12 millones
 México 43 9 millones
 Nigeria 41 9 millones
 Ucrania 35 8 millones
 Tailandia 34 7 millones
 Argentina 33 7 millones
 América Latina y el Caribe 192 41 millones 

                                            

 Análisis del Carbono Orgánico Disponible en Suelos Cultivables para América Latina y el Caribe

 (más representativos / escenario alto): País Capacidad de Captación de Carbono del Suelo (millones de toneladas / año) Área Cultivable (km2 )

 Brasil 73.79 679,540
 México 43.35 377,829
 Argentina 33.29 312,239
 Cuba 4.71 43,258 
 Paraguay 4.3 39,385
 Bolivia 4.18 36,986
 Uruguay 4.1 35,027
 Perú 3.83 37,083
 Venezuela 3.45 30,289 
 Colombia 3.23 30,359 
 Nicaragua 2.2 20,451
 Guatemala 2.11 20,205
 Ecuador 1.7 17,842
 Honduras 1.44 13,283 
 República Dominicana 1.23 10,708
 Chile 1.19 11,843 Haití 0.97 8,484 
 El Salvador 0.83 7,823 
 Panamá 0.76 6,962
 Guayana 0.46 4,181
 Costa Rica 0.45 4,269
 Jamaica 0.19 1,684
 Belice 0.16 1,397
 Puerto Rico 0.08 712
 Surinam 0.06 533
 Guyana Francesa 0.01 147

 Total 192.07 1,752,519

 El Financiamiento para este estudio fue otorgado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y el Programa de Investigación de CGIAR sobre Agua, Tierra y Ecosistemas (WLE, por sus siglas en inglés), con apoyo adicional de The Nature Conservancy (TNC), y el Centro de
Estudios de Ecosistemas Montañosos (CMES), el Instituto Kunming de Botánica y el Programa Clave de Investigación de Ciencias Fronterizas de la Academia China de las Ciencias. 

El estudio completo en inglés está disponible en: www.nature.com/articles/s41598-017-15794-8. Para acceder a los datos y mapas, visite: http://ciat.cgiar.org/global-soil-carbon Explore más sobre cómo TNC trabaja para la conservación de tierras en América Latina, y globalmente, así como sobre sus soluciones climáticas naturales (#naturalclimatesolutions). ### Acerca de The Nature Conservancy: The Nature Conservancy (TNC) es una organización ambiental global dedicada a conservar las tierras y aguas de las cuales depende la vida.

 Guiados por la ciencia creamos soluciones innovadoras, con trabajo de campo, para enfrentar los retos más importantes de nuestro planeta y que la naturaleza y las personas puedan prosperar juntos. 




Combatimos el cambio climático, conservamos las tierras, aguas y océanos a una escala sin precedentes para que proporcionen alimento y agua de manera sustentable, y ayudamos a que las ciudades sean más sustentables. 

Trabajamos en 72 países con un enfoque de colaboración que involucra a las comunidades locales, los gobiernos, el sector privado y otros socios. Para conocer más, visite mundotnc.org o síganos en Twitter a través de @MundoTNC. Acerca de la Academia China de las Ciencias: La Academia China de las Ciencias (CAS, por sus siglas en inglés) es el organismo eje del impulso de China por explorar y aprovechar la alta tecnología y las ciencias naturales en beneficio de China y el mundo. Reuniendo una red integral de investigación y desarrollo, una sociedad estudiada con base en mérito y un sistema de educación superior, CAS reúne científicos e ingenieros de China y el mundo para atender problemas teóricos y aplicados, usando enfoques científicos y administrativos de clase mundial.

 Acerca del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT): un centro de investigación de CGIAR, desarrolla tecnologías, métodos innovadores y conocimientos que permiten a los agricultores, especialmente a los de pequeña escala, lograr una agricultura eco-eficiente: competitiva y rentable, así como sostenible y resiliente. La agricultura eco-eficiente reduce el hambre y la pobreza, mejora la nutrición humana y ofrece soluciones a la degradación ambiental y el cambio climático en los trópicos. 
Con sede en Cali, Colombia, el CIAT conduce investigación para el desarrollo en regiones tropicales de América Latina, África y Asia. 



Gracias por tu amable tiempo 

viernes, 24 de noviembre de 2017

" 2017 ENCUENTRO CON LA NATURALEZA "


 El CIAT inaugura campo solar del tamaño de dos estadios

- El Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) inaugura  un piso solar para

autogeneración de energía con el que se suplirá el 20% del consumo energético de todo el Centro.
- El proyecto es impulsado por Celsia, empresa de energía de Grupo Argos, y ejecutado a través de Epsa.


- El uso de energía limpia forma parte de la Estrategia del CIAT de implementar la eco-eficiencia, no solo en sus investigaciones, sino también en su entorno laboral, para hacer el funcionamiento del Centro más amigable con el medio ambiente. 


Con el objetivo de reducir su huella ambiental y costos operacionales, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), le apuesta al uso de las tecnologías limpias. 
 El piso solar para autogeneración de energía que suplirá el 20% del consumo energético de todo el Centro.
En una superficie de 14.400 m2 se instalaron 2.820 módulos fotovoltaicos, con una capacidad de generación de 902.4 kilovatios, que permitirá reducir en un 12% la tarifa de energía convencional.
Este proyecto, impulsado por Celsia, empresa de energía de Grupo Argos, y ejecutado a través de la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa), le generará grandes beneficios al CIAT: disfrutar de energía limpia, disminuir la huella de carbono y pagar un menor costo por la energía.
“La inauguración de este esperado proyecto nos brinda una gran oportunidad de promover la sostenibilidad en el uso de energía en nuestra propia casa. Esperamos en el futuro ampliar el programa ,y poder así cubrir una mayor parte de nuestras necesidades energéticas”, manifestó Rubén
Echeverría, director general del CIAT.
Las celdas fotovoltaicas, encargadas de convertir la luz en electricidad, están construidas con materiales de primera y segunda generación, lo que le permite al sistema tolerar altas temperaturas y condiciones de cielo nublado. Además de reducir el costo de la energía eléctrica que actualmente compra el Centro, uno de los principales beneficios de este proyecto es que la infraestructura que genera esta energía limpia y sostenible después de cumplir su vida útil, estimada de 25 a 30 años, será sometida a un proceso de recuperación en el que se reciclarán sus materiales.
“Con el desarrollo de este proyecto, el CIAT evitará la emisión de 501 toneladas anuales de CO2, que equivalen a sembrar 1.790 árboles en 20 años o reforestar 3 hectáreas”, dio a conocer Luis Felipe Vélez, líder comercial de Celsia.
De acuerdo con Vélez, la compañía Celsia es la que hace la inversión, se encarga de la operación y mantenimiento y el CIAT paga por kilovatio de energía consumida una tarifa pactada, más baja que la tarifa convencional, durante un periodo acordado.
El uso de energía limpia forma parte de la Estrategia del CIAT de implementar la eco-eficiencia, no solo en sus investigaciones, sino también en su entorno laboral para hacer el funcionamiento del Centro más amigable con el medio ambiente y acercarse a la meta de ser una organización carbono neutral.

Gracias por su amable visita a nuestras páginas. 






miércoles, 1 de noviembre de 2017

"2017 ENCUENTRO CON LA NATURALEZA"




  NOVIEMBRE 1 2017

Durante 2017, hemos estado celebrando el 50 Aniversario del CIAT y reunido a nuestros socios, donantes y gente detrás de los logros del CIAT, entretanto reflexionamos sobre el futuro de la alimentación y la agricultura.

Tras las celebraciones regionales en:
 Hanói, Vietnam, del 3 al 4 de abril; en Nairobi, Kenia, el 29 de mayo; y en Managua, Nicaragua, el 28 de septiembre, el CIAT se complace en anunciar las próximas celebraciones en su sede principal en Cali, Colombia, del 8 al 9 de noviembre.