jueves, 29 de octubre de 2015

"2015 ENCUENTRO CON LA NATURALEZA"


Se suele decir que, en caso de querer llegar rápido, se debe caminar solo y que, si el objetivo es llegar lejos se debe hacer en equipo; lo cierto es que más allá de cualquier postulado filosófico pocas personas son autosuficientes, especialmente cuando se trata de proyectos con objetivos ambiciosos.
Aunque las sociedades actuales tienen rasgos individualistas, hoy desde el ámbito de las organizaciones se motiva, incentiva y se aprovecha el trabajo en equipo por los grandes beneficios que brinda a las empresas: si existe un grupo cohesionado y con un buen clima laboral, será más expedito cumplir con las metas.
En este sentido, el CIAT es un Centro que promueve el trabajo colaborativo, valora, aprovecha el  conocimiento y la experiencia de las personas, para favorecer la toma de mejores decisiones. Es por ello que fomenta, a través de prácticas participativas, el compromiso para lograr los resultados deseados.
Ejemplo de lo anterior se da en la gestación de un proyecto de investigación, la cual no es posible sin el Proceso de Desarrollo de Propuestas (liderado por la oficina de Movilización de Recursos) y sin el seguimiento que hace el grupo de Contratos del CIAT. Estos equipos coordinan con diferentes áreas los diversos requerimientos que científicos y donantes necesitan para ejecutar labores investigativas en beneficio de una comunidad en particular.



De la misma forma, las oficinas mencionadas tienen una comunicación constante con las regiones: África, Asia, y Centroamérica, lo que permite que se cumpla a cabalidad con los tiempos y las fechas límites, desde la formulación de la propuesta a los donantes hasta la finalización de los proyectos.
“El trabajo en equipo sin comunicación no es efectivo, siempre se informa cuando una propuesta es aprobada y todos estamos preparados para saber qué documentación se necesita para responder a tiempo con los requerimientos del donante. Es importante que el equipo esté en sintonía en la ejecución de las funciones”, manifestó Johana Bernal, analista administrativa.
Para lograr esta sintonía es necesario romper aquellos esquemas tradicionales que hacen énfasis en “trabajar solo” y desarrollar la responsabilidad individual, para pasar a un mundo de integración y coordinación de destrezas, tal y como sucede en la Plataforma de Transformación Genética, donde un grupo interdisciplinario de profesionales desarrolla proyectos en modificación y edición de genomas de cultivos, especialmente arroz y yuca. Allí es clave la construcción colectiva de conocimiento.
Al referirse al tema, Paul Chavarriaga, líder de este equipo, señala que “las habilidades de cada persona se complementan con las de los demás miembros del equipo haciendo posible el logro de los objetivos”. Él es enfático al indicar que el trabajo con otras áreas se denomina  inteligencia colaborativa y, en su opinión, “para construir una buena dinámica de grupos se deben tener en cuenta cuatro elementos claves: transparencia, diversidad, colaboración y confianza”.


Así mismo, Chavarriaga cree profundamente que transmitir conocimiento y experiencia a las nuevas generaciones, capacitándolos y preparándolos, debe formar parte de su contribución como científico  para el avance de la ciencia y el desarrollo, especialmente en Colombia. También resalta que los trabajos que se han realizado en colaboración con otras áreas del CIAT han generado vínculos que facilitan compartir ideas, promover iniciativas, aceptar diferentes puntos de vista y trabajar para conseguir un objetivo común, en donde lo importante no es la individualidad sino lo que se puede conseguir entre todos.
Cinco ideas claves, desde la experiencia administrativa e investigativa del CIAT, para fortalecer el trabajo en equipo:
  1. Construir confianza.La confianza es el elemento principal del trabajo en equipo. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conocen las habilidades de los demás, entienden sus roles y saben cómo ayudar.
  2. Crear sentido de pertenencia.El factor más importante en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común. Definir qué identifica a los equipos y hacer que cada miembro esté consciente de su impacto.
  3. Involucrar a los colaboradores en las decisiones.Es importante impulsar la generación de ideas, para abrir la mente y motivar a cada persona a compartir su opinión.
  4. Promover la comunicación.Los verdaderos equipos se escuchan y se retroalimentan.
  5. Aprovechar la diversidad.Al momento de crear el equipo, deben prevalecer personalidades e intereses distintos, para conocer diferentes puntos de vista.

0 comentarios:

Publicar un comentario